¡No más dietas (restrictivas)!

no-mas-dietas

¿Dieta restrictiva? ¡Piénsalo dos veces!

Una dieta es lo que comemos diariamente, no necesariamente para bajar de peso. Podemos tener una dieta especial por razones culturales o elecciones personales, como la vegana e incluso por motivos de salud: hipertensión, diabetes, celiaquía, etc. Sin embargo, para la mayoría, dieta es lo mismo que dieta hipocalórica (bajas en calorías) y tiene una connotación negativa de sacrificio, sufrimiento y aburrimiento.

Lógico, las dietas de moda, milagrosas o fad diets pueden tener una connotación negativa porque no sólo nos hacen pasar por la tortura de morir de hambre, si no que ¡no funcionan!

Llevar un estilo de vida saludable y hacer la dieta de la manzana NO van de la mano. Bajar de peso no es fácil y es muy complicado que logremos nuestros objetivos de una semana a otra, sobre todo, si hemos ido subiendo varios kilos de manera gradual con los meses e incluso años. Mientras más rápido bajemos, más rápido recuperaremos el peso (e incluso más).

A ver si con esto te convenzo…

Estas son algunas razones por las cuales NO te conviene hacer dietas restrictivas:

  • El peso que se pierde es básicamente agua y está comprobado que la gran mayoría de personas recupera todo lo que perdieron e incluso más, en menos de 5 años.

 

  • El cuerpo tiene un mecanismo ahorrador; mientras menos comida le damos, más absorbe y más lento se vuelve nuestro metabolismo. Cuando dejamos la dieta y comemos “normal”, asimila mucho más y subimos de peso fácilmente o debemos hacer el doble de esfuerzo para bajar.

 

  • Estas dietas no sólo no son buenas, sino que son dañinas. Como no son balanceadas, les falta muchos nutrientes esenciales; lo que puede llevar a deficiencias nutricionales y problemas de salud bastante graves.

 

  • Las que son a base de frutas o verduras no tienen suficiente proteína, nutriente que permite formar músculo donde quemamos la grasa. Es decir, si no consumimos suficiente proteína, no podremos formar masa muscular y tampoco podremos quemar grasa.

 

  • ¡No son sostenibles en el tiempo! No podemos vivir restringiéndonos de todo ni contando calorías ni los minutos para nuestra siguiente comida.

 

  • Algunas de estas dietas incluyen “suplementos naturales” que muchas veces no lo son o son de muy mala calidad y pueden tener efectos muy graves en nuestra salud: alergias, taquicardia, problemas al corazón, etc.

 

  • La restricción que luego se convierte en exceso, genera un círculo vicioso muy contraproducente para nuestro metabolismo y salud mental.

 

  • Muchas veces el sobrepeso, la obesidad y la ansiedad por la comida son causados por estrés, preocupaciones, miedos, frustraciones, etc. En estos casos, debemos identificar el problema de fondo y tratarlo, porque hacer dieta no ayudará e incluso podría hacerlo peor al generar más ansiedad y frustración.

Una dieta especialmente para ti 

Así que porfa, te lo pido por tu propio bien, no le vuelvas a pedir la dieta a tu amiga y deja de buscar soluciones rápidas en internet. Pregúntate: ¿por qué no puedo bajar o subir de peso? ¿qué hábitos tengo que no me ayudan a lograr mis objetivos? Te recomiendo trabajar de la mano con un profesional que te dé las claves para hacer esos cambios y te mantenga motivado.

Claro que no es fácil y por supuesto que toma tiempo, pero mientras más te empoderes y te esfuerces por cumplir tus metas, te sentirás mejor con los resultados y estos serán muchísimo más duraderos.

Si te preguntas cómo es llevar un estilo de vida saludable, para darte una idea, puedes leer sobre el blog e iré subiendo artículos para darte las claves. 

Si tienes alguna duda o te interesa leer información sobre algún tema en especial, déjame un comentario y así podré resolver tus dudas. 

10 comentarios en “¡No más dietas (restrictivas)!

    • brunellacarulla

      Gracias Luciana! Todos los comentarios son bienvenidos! Avísame si te interesa algún tema específico para escribir sobre eso 🙂

Deja un comentario