¿Comer o no comer GLUTEN?

ear-cereals-infructescence-staple-food-162769.jpeg

¿El gluten es realmente malo para la salud?

Hoy me llegaron los resultados de mi análisis genético de MyGenetics (ya te contaré más sobre esto en otro post) y confirmaron lo que sospechaba: tengo una predisposición genética a ser sensible al gluten, o sea, es mejor evitarlo.

¿Qué me hacía sospechar? La verdad es que no soy muy “harinera”, no suelo comer pan, galletas ni tortas, pero últimamente (viviendo en Barcelona, donde son mucho más “paneros”) he comido un poco más y ha coincidido con hinchazón de barriga y “rash” (tipo sarpullido) en los brazos; algunos de los síntomas típicos.

Te explico un poquito mejor:

El gluten es una proteína, lo que significa que está presente de manera natural en algunos alimentos; específicamente cereales como el trigo, cebada, centeno, espelta, kamut y triticale. La avena no contiene, pero se contamina con facilidad, así que se considera como que sí tiene gluten, a menos que el etiquetado diga lo contrario.

¿Qué alimentos contienen gluten?

El pan y todo lo que esté hecho con harina de trigo: bizcochos, pasteles, cereales de desayuno, galletas, croutones, etc. Además, hay otros alimentos como la cerveza, salsas, aliños, sopas de sobre, etc. e incluso aditivos que contienen esta proteína.

Entonces, si eres celíaco o sensible al gluten, es indispensable que aprendas a leer el etiquetado y sepas identificar cuáles son estos aditivos. Te recomiendo la página de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España, donde podrás encontrar mucha más información.

¿Esto significa que para llevar una dieta libre de gluten tienes eliminar todas las “harinas” o carbohidratos? ¡Para nada! Hay muchas otras opciones de carbohidratos complejos (indispensables como parte de una alimentación balanceada): arroz integral, amaranto, maíz, papa, quinua, kiwicha, soya y todas las menestras.

pexels-photo-263168.jpeg

¿Cuál es la diferencia entre enfermedad celíaca y sensibilidad al gluten?

La primera es una enfermedad genética autoinmune; el cuerpo se “ataca” a sí mismo y las vellosidades del intestino delgado se atrofian, por lo que se genera malabsorción de nutrientes. Lamentablemente, no hay cura con fármacos, el único tratamiento es una dieta 100% libre de gluten.

Tienes más posibilidades de ser celíaco si es que tienes un familiar directo celíaco (5-10%), otras enfermedades autoinmunes (tiroides, diabetes mellitus tipo 1, etc.) o los genes HLA-DQ2 (95%) y DQ8 (5%).

Por otro lado, la sensibilidad al gluten es seis veces más común; NO es genética ni autoinmune (no se generan anticuerpos ni se dañan las vellosidades intestinales), pero no se digiere el gluten adecuadamente y los síntomas son los mismos.

¿Cómo sé si tengo celiaquía o sensibilidad al gluten?

Los síntomas son principalmente gastrointestinales: hinchazón abdominal, gases, diarrea y vómitos; además, pérdida de peso, anemia e irritabilidad son muy comunes. Sin embargo, estos pueden variar mucho de persona a persona, y en distintas etapas de la vida (infancia, adolescencia y adultez).

Me parece importante resaltar que también es común que haya anorexia (falta de apetito), autismo e hiperactividad en niños. Anemia y dolores de cabeza en adolescentes. Cansancio, comezón en la piel, adormecimiento de manos/pies, dolor en las articulaciones en adultos.

Si sospechas, te recomiendo que empieces a prestar atención a tu alimentación; podrías llevar un diario de lo comes (mientras más específico, mejor) y si los síntomas coinciden con el día que ingieres gluten, deberías acudir al médico para descartar o confirmar la sensibilidad o enfermedad.

¿Y si lo elimino de mi dieta “por si acaso”?

Gracias a estas tendencias y “modas” que dicen que el gluten es malo para todos, muchas personas lo han eliminado de su alimentación. Si eres una de ellas, te aconsejo que te asesores por un profesional, pues los cereales son muy importantes en una dieta equilibrada y debes asegurarte de suplir estos nutrientes por medio de otros alimentos.

Si tu #vecina o a la #amigadetuamiga ha dejado el gluten y le va “de maravilla”, ten en cuenta que lo más probable es que haya dejado de comer alimentos procesados (panes, galletas, bizcochos) que, además de gluten, contienen otros ingredientes como azúcar, aceite de palma y grasas trans… los que realmente hacen daño.

Recuerda que hay una diferencia abismal entre una dieta que naturalmente no contiene gluten a base de huevos, pescados, frutas, verduras, quinua, etc., versus llevar una dieta con productos en los que su etiqueta indica que no contienen gluten; #glutenfree NO es lo mismo que sin azúcar, sin aceite de palma, sin grasas saturadas ni, mucho menos, saludable.

Espero haber aclarado tus dudas con respecto al gluten, especialmente que no es malo para todos, sólo si eres sensible o celíaco, pero si aún tienes dudas o comentarios ¡escríbeme!

2 comentarios en “¿Comer o no comer GLUTEN?

  1. Luciana Queirolo

    Mi esposo es celiaco e intolerante a la lactosa, esto último fue detectado rápidamente . Sin embargo, durante un año estuvimos tratando de encontrar un diagnóstico para sus síntomas que fue Intolerancia al Gluten, Celiaco. En el caso de él, sus síntomas eran pérdida de peso constante por diarreas, malestar constante entre otros. El médico nos indicó que para que el cuerpo se limpie y deje de tener síntomas iba a tomar un tiempo asi él estuviese siguiendo una dieta sin gluten. Muy cierto, fueron como 6 meses más o menos hasta que desaparecieron los síntomas. Al principio estaba desorientada pensando y ahora “qué pan le voy a dar?, qué helados (los comerciales llevan harinas y leche y así muchos productos que venden y no sabemos que contienen gluten entre ellos también los jamones, embutidos, quesos, etc.). Los alimentos sin gluten son “primarios”, o “materias primas” (al margen del trigo, cebada) así les digo yo, porque son puros y no han sido procesados. Un prosciutto o jamón puro, por ejemplo, aquellos que no han sufrido ningún proceso. Las harinas de kiwicha, kañihua, algarrobo, maca, maíz, yuca, etc. son maravillosas y las encontramos en los mercados de Lima con facilidad. Mucha fruta, verduras, granos, papas, arroz, camote, etc. Es cuestión de cambiar ciertos hábitos que además son buenos para la familia también. Y leer bien las etiquetas como dices. Me encantó tu post!!!

    • brunellacarulla

      Hola Luciana! Lo máximo tu comentario; ayuda muchísimo escuchar/leer la versión de alguien que ha vivido el proceso y cuenta todo desde la práctica, no sólo la teoría. Mil gracias!!

Deja un comentario