Alimentación para prevenir el cáncer

food-salad-healthy-colorful.jpg

Cáncer en términos sencillos…

Este domingo 04 de febrero se celebró el Día Mundial contra el Cáncer, cuyo propósito es concientizar sobre la enfermedad.

Según la OMS, el cáncer es un proceso en el cual células anormales crecen y se “esparcen” por el cuerpo sin control; puede aparecer en cualquier lugar del cuerpo e incluso “saltar” de un lugar a otro.

Es la segunda causa de muerte en el mundo (en el 2015 murieron 8.8 millones de personas) y, lamentablemente, se estima que el número de casos aumentará en un 70% los próximos 20 años.

¿Qué estamos haciendo mal?

Un tercio de las muertes por cáncer se debe a los 5 principales factores de riesgo

  1. Índice de masa corporal (IMC) elevado, lo que indica sobrepeso u obesidad y se debe a una mala alimentación.
  2. Ingesta reducida de frutas y verduras, que también es mala alimentación.
  3. Falta de actividad física.
  4. Tabaco (principal factor de riesgo, causa 22% de las muertes).
  5. Alcohol.

Además, cuando envejecemos, acumulamos factores de riesgo y nuestros mecanismos de reparación celular pierden eficacia; esto no lo podemos evitar, pero sí podemos retrasar cuidando nuestra alimentación y estilo de vida.

 

 

La buena noticia es que el 30-50% de cánceres se pueden evitar.

¿Cómo?

  1. Reduciendo factores de riesgo, es decir, ¡PREVINIENDO!
  2. Detectando rápidamente.
  3. Tratamiento adecuado.

 

Estrés, estrés y más estrés

En mi opinion, por las experiencias cercanas que he tenido con el cáncer, tanto en pacientes como en familiares o amigos, el principal desencadenante (que se suma a los factores de riesgo y al factor genético) es el estrés. Ya sea por trabajo, por problemas personales o familiares, pero estrés al fin y al cabo.

 

Alimentos mágicos y dietas milagrosas

No es que por fumar, tomar alcohol, comer alimentos procesados o consumir aditivos esporádicamente nos va a dar cáncer sí o sí ni existe un alimento que nos vaya a asegurar librarnos de él.

Tampoco es que los alimentos que encontramos en el supermercado sean ínfimos (#deterror) pues hoy en día por el estilo de vida que llevamos, es muy difícil llevar una dieta 100% natural y orgánica, tanto por el tiempo como por el costo.

Además, muchos aditivos están hechos a partir de sustancias naturales (Ej. E-300 = ácido ascórbico = vitamina C) y han sido creados para que el alimento tenga mayor vida útil y protegernos de bacterias y virus.

Ten mucho cuidado con las dietas “milagrosas” que aseguran prevenirlo o curarlo, puede que a una persona le hayan funcionado, pero no significa que a todos nos ayuden de la misma manera. Por supuesto que si se trata de una dieta natural y saludable, daño no te va a hacer, pero algunas son demasiado extremistas y van acompañadas de “productos naturales” que a ellos les conviene vender.

 

Entonces, mis recomendaciones son:

Llevar una alimentación lo más fresca, natural y orgánica posible; hacer el esfuerzo de pagar un poco más por algo de calidad. Recuerda que al invertir un poco más en prevenir, te ahorrarás muchísimo en tratamientos. Cuando me preguntan ¿por qué la comida sana es tan cara? Yo digo: no es que sea tan cara, es que así cuesta la comida de verdad; el problema es que lo que comemos en bolsa (comida “chatarra”) no lo es.

 

 

pexels-photo-247685.png

 

 

  1. Aprende a controlar el estrés practicando: mindfulness, meditación, yoga, deporte o cualquier actividad que te produzca relajación y estar en el momento presente.

 

  1. Haz más actividad física para mejorar los marcadores de salud. No tiene que ser running o ir al gimnasio si es que no te gusta; lo importante es que te muevas más, camines, subas escaleras, bailes ¡Cualquier cosa que te suba las pulsaciones y te haga sudar un poco!

 

  1. Deja de fumar (o de estar en ambientes de fumadores) y evita o reduce el consumo de alcohol, sobre todo de destilados y cócteles.

 

  1. Lleva una alimentación balanceada, saludable, natural, que ayudará a prevenir, será beneficiosa durante el tratamiento y después de éste, a tener mejor calidad de vida y evitar recaídas.

 

¡Importantísimo!

  • Que tu alimentación sea lo más fresca, natural y casera posible.
  • Utiliza materia prima o ingredientes base de buena calidad.
  • Incluye todos los grupos de alimentos; mientras más variedad y color, mejor.
  • Pon especial énfasis en las frutas, verduras y superfoods.

 

¿Qué debes evitar?

  • Alimentos ultra-procesados (Ej. Cheetos, cheez trix, doritos, gansito, galletas, chocolates, embutidos de mala calidad, etc.).
  • Comida “rápida” (fast-foods) (Ej. Hamburguesas, papas fritas, pizzas, cheese-fingers, etc.).
  • Aditivos químicos en exceso (Ej. Jarabe de glucosa, fructosa, grasas hidrogenadas).
  • Azúcares simples (Ej. Chocolates, caramelos, jugos de caja, gaseosas, galletas, etc.).
  • Grasas saturadas y trans (Ej. Chips, aceite de palma).

 

Una alimentación y estilo de vida saludable ayudan a PREVENIR y a eliminar todos los factores de riesgo que tú puedes controlar.

 

Y para terminar, como no me puedo extender demasiado, sé que hay varios temas interesantes para desarrollar a partir de este post, así que pronto escribiré sobre:

  • Alimentos ultraprocesados
  • Aditivos alimentarios
  • Grasas
  • Superfoods
  • Mindfulness y mindful eating o alimentación consciente

 

¡Espero tus comentarios y preguntas!

 

 

 

 

16 comentarios en “Alimentación para prevenir el cáncer

    • brunellacarulla

      Hola Patricia! En las tiendas eco/bio (Madre Natura, Salvia, Mara BioMarket, La Sanahoria, Lima Orgánica (online), etc.) y en las ferias que hay en la mayoría de distritos los fines de semana.
      Sí, la leche de almendras es saludable, sobre todo, si la compras en estas tiendas/ferias o la haces tú misma. Ten cuidado que algunas que venden en los supermercados tienen demasiada azúcar.

Deja un comentario