Cómo el Mindful eating cambió mi vida

30184477_10156180385334976_1961506462_n

“Comer sin sufrir”

 

Mi historia

Hace un buen tiempo que tengo ganas de contarles un poco de mi experiencia personal con la alimentación, pero cada vez que empiezo a escribir lo dejo a la mitad porque me cuesta mucho.

Primero, porque no suelo hablar de mí en los posts, porque me interesa compartir con ustedes cosas que les puedan ser útiles y puedan aprender de nutrición y salud.

Segundo porque creo que es una situación bastante fácil de juzgar y criticar.

Tercero porque todo llega en su momento y ahora estoy lista para contarte un poquito, pues creo que con mi historia puedo aportar algo y ya tengo las herramientas para ayudar a quien lo necesite.

 

Mi mala relación con la comida

Soy Nutricionista (#nadanuevo), me fascina comer sano y hacer mucho deporte, pero también me gusta tomar vino, comer pizza con mis amigas y de vez en cuando canchita/palomitas en el cine.

Varios años atrás no podía hacer esto; no podía tomar una copa de vino, mucho menos una pizza y canchita #yanitedigo.

Pesaba 20 kilos menos que hoy (o quizá más o menos porque la verdad es que no suelo pesarme) y un montón de gente me decía que estaba “regia” (ahora veo las fotos y la verdad es que no entiendo).

Es rico que te digan eso, pero al final da igual cuando estás como en un estado de adormecimiento donde no sientes mucho y nada te hace feliz.

Llegó un punto en el que no sólo era contar calorías (que tampoco es necesario cuando comes una taza de brócoli y un yogurt al día, y haces tres horas de cardio), sino que pensar en cualquier cosa relacionada a la comida era un estrés.

Muchas sesiones de terapia y muchísimo esfuerzo (sobre todo #ganas) para salir de ese bucle interminable de sufrimiento.

Poco a poco le dejé de tener pánico a la comida (sí, pánico; no es que no tienes ganas de comer o que haces el esfuerzo para no comer, es que le tienes t e r r o r)

Empecé a comer cosas que antes no podía, pero a veces me entraba #entrompo de nuevo, me sentía culpable y entonces dejaba de comer o por no comer un plato normal de comida, iba picando a lo largo del día; me daba ansiedad, comía, me sentía culpable, no comía… era de nunca acabar.

 

… superada con alimentación consciente

A lo que iba principalmente con este post:

Terminé el Máster en Nutrición y Metabolismo, y como quería estudiar más me puse a investigar… tuve la suerte de encontrar un curso que me ayudó muchísimo a nivel personal y me permitió cerrar el capítulo: MINDFUL EATING Y MINDFULNESS o ALIMENTACIÓN CONSCIENTE Y CONSCIENCIA PLENA.

Me ayudó en tantas cosas, pero básicamente a aprender a quererme como soy, a mejorar mi relación con la comida y realmente disfrutarla, a aprender a escuchar mi cuerpo y darle lo que necesita cuando lo necesita, a no sentirme culpable.

Ha sido una experiencia TAN increíble, útil, positiva, etc. que ahora me gustaría poder ayudarte si sientes que no tienes una buena relación con la comida, ya sea por falta o por exceso, si vives a dieta, constantemente sufres ansiedad o sientes que no tienes control.

30429824_10156180385359976_1793537901_n

 

Mindful eating y Mindfulness

La practica del mindfulness permite desarrollar responsabilidad por el cuidado de tu salud y bienestar personal. Permite prestar atención de una manera especial, intencionadamente, en el momento presente, sin juzgar, con aceptación y amabilidad.

Es todo lo opuesto a seguir las reglas de una dieta, que por lo general implica privación, frustración y culpa.

  • NO es algo restrictivo, NO te dice cuánto y cuándo comer.
  • Te permite incorporar hábitos saludables a largo plazo.
  • Te ayuda a incorporar estrategias y desarrollar habilidades que permitan mantener un compromiso con la salud a largo plazo.
  • Te enseña a escuchar a tu cuerpo y entender qué te hace mejor.
  • Te permite empoderarte de tu propia salud y regulación del peso corporal: todas las personas tenemos la capacidad de regular de forma natural nuestro peso cuando somos conscientes de nuestras señales internas de hambre, plenitud y satisfacción y de cuando ya no estamos disfrutando realmente de la comida.
  • Te enseña a usar la comida para confortarnos, relajarnos, celebrar, etc. sin tener que hacer sobre-ingestas.
  • Te ayuda a autorregular la ingesta en base a señales internas: hambre, plenitud, satisfacción.

 

No más dietas

En resumen, si estás cansad@ de vivir a dieta y que no te funcione, tienes una mala relación con la comida, comes muy poco o demasiado, sufres de trastornos por atracón, tienes una baja autoestima y vives en constante esfuerzo por cambiar tu cuerpo… me gustaría ayudarte dándote herramientas para que aprendas a comer sano, a llevar un estilo de vida saludable, pero sin restringirte ni aburrirte ni sufrir y a que encuentres el equilibrio para que puedas estar en paz contigo mism@ y con la comida.

 

 

10 comentarios en “Cómo el Mindful eating cambió mi vida

  1. Cecilia

    Me encanta tu articulo Brune!! Creo que puedes ayudar a muchas jovenes que pasan por lo mismo en este mundo de hoy donde las exigencias del peso y de la delgadez las confunde. Se que tus consejos serán un exito !!

  2. Isolde

    Me encanto tu artículo Brunella !!. En la vida , no hay que ser rígido para nada , ser flexible con nuestras comidas nos dará la salud suficiente para sentirnos Felices !!
    👏👏👏😘😘

  3. Cecy

    Lo maximo!! Que interesante…esa es la receta perfecta para ser feliz con uno mismo!! Me interesa saber mas….
    Felicitaciones Brune…si ayudas via redes sociales avisame plssss

  4. iselri

    q buen articulo =) pero hay veces hay enfermedades en las cuales te prohiben alimentos de los que una persona normal puede comer, yo por ejemplo tengo rosácea la cual me ha privado de muchos alimentos de los cuales no los consumía a menudo pero mantenía un peso moderado (postres, comidas picantes, vinos, etc) ahora he bajado de peso de la cual no me siento muy conforme ser demasiado delgada hay veces a la comida no lo encuentro gusto.

    Deberias hacer un articulo de alimentacion para personas con rosácea.

    • brunellacarulla

      Hola Iselri! Gracias por tu comentario 😊 Justo de eso se trata… de comer lo que tú cuerpo necesita (y acepta) y no de guiarte por reglas externas de lo que deberías; cada persona es un mundo y yo te recomiendo que vayas donde una Nutricionista que te dé una Guía de alimentación, para que puedas sentirte bien contigo misma y disfrutar de la comida, que es tan importante en nuestro día a día.
      Lo tendré en cuenta, gracias!! 🙌🏼💫

  5. Luisa San Martín

    Brune, me gustó mucho tu artículo. Te felicito y me siento muy feliz y orgullosa por ti en todo el sentido de la palabra.
    Hoy en día lamentablemente antes de saludar u obtener una sonrisa de “buen día”, primero te dicen lo “regia” que estás y sino es el caso, el silencio y las miradas cuestionadoras hablan por si solas.
    Estamos viviendo en una época y en una sociedad muy frívola y superficial, que el físico de una persona es mas importante que la esencia misma de ella y pero aún nos bombardean todo el tiempo con este tipo de información.
    Espero de todo corazón que puedas ayudar a las persona que necesitan un espacio donde poder resolver este tipo de problemas o desordenes alimenticios.

Deja un comentario